El género de peleas automáticas no se ha disparado desde el apogeo del metal retorcido, pero Keo podría ayudar a reavivar ese motor parado. El juego orientado a equipos permite a los jugadores competir entre sí en partidas 3v3 mientras destruyen campos de batalla postapocalípticos detrás del asiento del conductor de vehículos absurdamente armados. El juego se puede jugar en pruebas beta abiertas desde julio, pero se incluirá en el acceso anticipado completo este mes.

Los jugadores pueden elegir entre seis vehículos, llamados RCV y 24 armas, y más de cada uno llegará al juego durante el acceso anticipado. Los RCV se clasifican en las categorías de ataque, defensa o utilidad y tienen varias combinaciones de velocidad, armadura y otros factores. Cada vehículo tiene un arma principal y cuatro pistolas intercambiables, dos en la parte delantera y dos en la parte trasera. Al recolectar moneda, puede comprar nuevos equipos y cosméticos para personalizar su máquina de muerte.

Keo ofrece actualmente dos modos: Deathmatch y Domination. Deathmatch es exactamente lo que esperarías, con jugadores acumulando puntos haciendo pedazos al equipo contrario. La dominación, por otro lado, confía al jugador la conquista de puestos de avanzada. Durante el acceso anticipado, el juego también se estropeará con nuevos mapas, un nuevo modo de juego no especificado y características como emparejamiento clasificado, visualización de partidos y soporte de pantalla ultra ancha.

Puedes comprar Keo por $ 19,99 cuando esté disponible el 23 de septiembre. El desarrollador Redcatpig Studio planea mantener el juego en Early Access durante el resto del año, con un lanzamiento completo planeado para principios de 2022. Hasta ahora, solo se ha confirmado para PC sin una palabra del inicio de la consola.

Entonces, fanáticos de las peleas de autos, ¿qué piensan de Keo? ¿Parece que se está rascando esa picazón de metal retorcido? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Edder Ruiz

Por Edder Ruiz

Como redactor de plantilla y antiguo freelance, Edder se centra en las noticias del día a día. Se especializó en periodismo, le encanta odiar los titulares y nunca saca su Switch del dock.